Los asuntos de gobernanza corporativa son el foco frontal en la mente de los miembros de juntas, ejecutivos, accionistas e inversionistas. Muchas empresas privadas han decidido adoptar los estándares estrictos de gobernanza corporativa, y los controles y procedimientos internos que ahora siguen las empresas públicas. Nuestra firma puede asesorar a las empresas sobre procedimientos que aseguren no se desarrollen crisis de gobernanza. También tenemos experiencia asesorando a clientes cuando estas crisis deben ser manejadas. La profundidad de nuestra práctica nos permite asesorar a los clientes de manera rápida y eficiente en asuntos corporativos altamente enfocados. 

 

Órdenes de restricción temporeras y remedio por interdicto: 

Las órdenes de restricción temporeras ((TRO) y remedio por interdicto son las vías deseadas cuando el tiempo es la esencia; donde la intervención del Tribunal es necesaria para evitar daños irreparables, como sucede a menudo en relaciones comerciales tensas cuando hay fondos o secretos comerciales en juego, o pleitos de clase cuando el interés público está en juego. La TRO y el remedio por interdicto son formas de prevenir el daño que continuará durante el proceso de litigio. 

 

Nuestra firma utilizó el remedio por interdicto con gran éxito a favor de las familias afectadas por el ahora infame escándalo en el Cementerio Burr Oak. El 10 de julio de 2009 se presentó una demanda legal de pleito de clase, cuando se reveló que empleados del cementerio removieron cuerpos fallecidos de sus tumbas, dañando y destruyendo los restos. Mediante remedio por interdicto, Blake Horwitz convenció al Tribunal sobre la necesidad de acción rápida para prevenir abusos adicionales. El Tribunal removió a los propietarios del cementerio y nombró a un “recibidor” para supervisar el cementerio, mientras el Estado investigaba a empleados del Cementerio por conducta criminal.  

 

La envergadura de conocimiento y el acercamiento agresivo hace de nuestra firma una ideal cuando los clientes no están en posición de esperar por un juicio. Al comunicar efectivamente al Tribunal la urgencia de las situaciones de nuestros clientes, hemos ayudado a nuestros clientes a obtener el alivio que están buscando, a menudo evitando por completo el proceso de litigio.